15.7.12
Desde hace un tiempo, y gracias a mi esposo que es de los que guardan, atesoran y luego ven para qué sirve,  aprendí a mirar los objetos de otro modo. Y lo que para mí antes era un "juntar basura" hoy se transformó en un "para algo nos puede servir". De esta manera el reciclar ha ido incorporándose a mi vida. El volver a usar, el no tirar, el resignificar y revalorizar los objetos que para otros o para mí misma ya no tenían valor ni utilidad es de lo que se trata el post de hoy.
Les traigo dos objetos que he vuelto a valorar mediante el uso del mosaiquismo.
El primero, se trata del vidrio de un reloj de pared, que permanecía arrumbado en un placard hasta que se me ocurrió transformarlo en un posafuentes.
El segundo es una botellita de vidrio de gaseosa, de las que se tiran porque no son retornables. Se ha convertido en un bonito florero. No les parece?



Que tengan una linda semana. Besos.

0 dicen ♥:

Datos personales

Mi foto
Buenos Aires, Argentina. Algo de vida diaria, algo rico, algo de reciclado, algo de todo lo que me gusta y me inspira. Gracias por visitarme y vuelvan pronto!
Con la tecnología de Blogger.

Seguime por Email

Derechos de autor

Las imágenes que verán en el blog me pertenecen, salvo que se indique lo contrario. Pueden utilizarlas siempre y cuando se cite la fuente. Muchas gracias.

Soy miembro de: