2.8.16

Hola. Hace tantísimo que no vengo por acá que no me acordaba cómo entrar a mi cuenta. Sí, tal cual como lo cuento. Pero volví porque me gusta tener un registro de algunas cosas. Quizás no haya nadie del otro lado, quizás sí. Ahora la vida pasa por Instagram, y por la vida misma.
Acá va mi porción de vida:
Antes de que empiecen las vacaciones de invierno me entero de que está de novia. Esto sucede al regreso a clases, en el colegio, cuando se reencuentran. Ella, 9 años, con todo su bagaje femenino lo increpa:
- Describime.
- Te quiero. (muero de amor, yo madre)
- No, describime!
- Te quiero!
- Vos sabés lo que quiere decir des-cri-bir?!
- Bueno, me gustan tus zapatos con cordones dorados como hilos de oro y tenés un pelo lindo. (y con esto la dejó feliz y conforme)

Nada que agregar, eso. Simple. Sencillo. Inocente. ♥
Gracias por pasar. Nos vemos por acá, o por allá. O nos cruzamos por la vida.
Besos,
L

7 comentarios:

  1. Qué dulzura !!
    Los chicos a los 9 años ven las cosas de una manera tan mágica ...

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy acá!!! Y amo tus historias mínimas, que son lo máximo de la vida.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Maravillosa!!! Y, entre nos, el muchacho... es un príncipe salido de un cuento! ;)

    Qué lindos, me voy a dormir con una sonrisa.

    ResponderEliminar
  4. Holaaaaa amiga ,, que bueno que pases por acá ,, que cosa más lindas escribes ,,
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. En serio que la vida pasa por IG???? Shit! y a mi que me gusta tanto leerte por aca...volve, que ya ves que hay gente leyendo historias de amor minimas que nos alegran la vida misma.

    ResponderEliminar

Me alegran con sus palabras ♥